A dentist and a patient are looking at an x-ray

Salud bucal y cáncer bucal

Cada año, alrededor de 49,000 personas en los EE.UU. son diagnosticadas con cáncer bucal. Este tipo de cáncer ocurre con más frecuencia en la lengua, las mejillas, la garganta, la base de la boca, los labios y las glándulas salivales menores. Los cánceres de boca son más comunes en personas mayores de 40 años, particularmente en hombres.

El primer signo de cáncer oral suele ser una pequeña mancha roja o blanca o una llaga en la parte posterior de la boca o debajo de la lengua. Esto hace que sea difícil de detectar.

El cáncer bucal también puede aparecer como una úlcera bucal indolora que no se cura normalmente. Ponga atención a bultos inusuales en la boca o en el área de la mandíbula y una ronquera persistente. Dificultad o dolor al masticar o tragar también son signos de cáncer oral. Si cualquiera de estos síntomas no se resuelve en un período corto, programe una cita con su dentista.

Históricamente, la tasa de mortalidad asociada con el cáncer bucal es particularmente alta, ya que generalmente se descubre tarde en su desarrollo. La detección temprana es clave para aumentar tus posibilidades.

Factores de riesgo para el cáncer bucal

Los siguientes factores incrementan su riesgo de cáncer bucal:

  • Consumo de tabaco y alcohol: ambos son cancerígenos y entran en contacto directo con los labios y la boca
  • La exposición excesiva a la luz solar también puede aumentar el riesgo de cáncer de los labios, especialmente en el labio inferior
  • El virus del papiloma humano (VPH), que es la causa principal del cáncer cervical y afecta la piel que recubre las áreas húmedas del cuerpo.
  • Antecedentes familiares de carcinoma de células escamosas (CCE), el tipo más común de cáncer oral.

Detección de cáncer bucal por su dentista

Como parte de su visita regular al consultorio dos veces al año, el dentista realizará una prueba de detección de cáncer oral. Tarda solo unos minutos, pero aumenta la posibilidad de que las lesiones precancerosas o potencialmente cancerosas se detecten temprano y se traten con éxito. Su dentista inspeccionará cuidadosamente las siguientes áreas en busca de llagas, manchas y bultos:

  • cara, cuello, labios y boca
  • mandíbula y el costado del cuello
  • lengua
  • paladar y base de la boca
  • parte posterior de la garganta

Además, asegúrese de informar a su dentista si ha notado síntomas como una úlcera en la boca que no se cura, un bulto o dolor o entumecimiento en cualquier parte de la boca o en los labios.

Cómo el tratamiento para el cáncer bucal afecta su boca

El dolor y la hinchazón después de la cirugía pueden hacer que sea incómodo masticar y tragar. La extirpación de tumores más grandes también podría afectar su capacidad para hablar tan bien como lo hacía antes de la cirugía.

Las células en la boca son sensibles a la radiación. Por lo tanto, la radiación en el área de la boca, el cuello o el tórax puede hacer que los alimentos tengan un sabor amargo o metálico, o causarle una boca seca. Otros efectos secundarios pueden incluir:

  • dolor de garganta o boca
  • caries dental
  • encías doloridas o sangrantes
  • problemas con el uso de dentaduras postizas

La quimioterapia ralentiza la capacidad del tejido bucal para repararse a sí mismo al producir nuevas células. También puede alterar el equilibrio saludable de las bacterias en la boca.

  • dolor en la boca y las encías
  • sangrado en la boca
  • llagas en la boca y los labios

Beneficios dentales mejorados para miembros con cáncer bucal

El Programa Oral Health for Overall Health program de Florida Blue Dental brinda a los miembros del plan con cáncer oral, beneficios dentales mejorados cuando se inscriben en el programa. Se ha demostrado que estos beneficios no solo mejoran la salud oral, sino que también lo ayudan a controlar mejor su dolencia.

Obtenga más información sobre el proceso de inscripción.