A man is flossing his teeth in front of a mirror

Limpieza con hilo dental: la limpieza entre los dientes ayuda a la salud bucal

Probablemente creció escuchando lo importante que es cepillarse los dientes al menos dos veces al día para mantener una buena salud bucal. Pero solo cepillarse no cumplirá el objetivo completamente. Si no está usando hilo dental, ¡está dejando de limpiar el 35% de la superficie de cada diente!

El hilo dental llega a las áreas entre sus dientes y por debajo de la línea de las encías: los lugares a los que no puede llegar un cepillo de dientes.

¿Por qué limpiar entre los dientes?

La Asociación Dental Americana recomienda que se limpie diariamente entre los dientes para ayudar a prevenir las caries y la enfermedad de las encías. La limpieza entre los dientes ayuda a eliminar la placa, una sustancia pegajosa. La placa contiene bacterias que se alimentan de las sobras de alimentos o azúcar en su boca. Cuando eso sucede, la placa libera un ácido que puede corroer la capa externa de los dientes y causar caries.

Cuando no se retira la placa cepillándose y limpiándose entre los dientes, esta puede endurecerse y convertirse en una sustancia endurecida llamada sarro. El sarro se acumula a lo largo de la línea de las encías y puede provocar una enfermedad de las encías. Una vez que se forma el sarro, solo su dentista o higienista puede eliminarlo.

Desarrollar un hábito limpieza con hilo dental

Tenga en cuenta que la limpieza entre los dientes no debe ser dolorosa. Si lo hace demasiado fuerte, podría dañar el tejido entre los dientes. Si lo hace demasiado suave, es posible que no saque los restos de comida. Es normal sentir algo de incomodidad cuando empieza, pero no deje de usarlo. Cualquier molestia debe aliviarse dentro de una semana o dos. Si el dolor persiste, hable con su dentista.

Pruebe diferentes opciones hasta que encuentre el método de limpieza interdental que mejor se adapte a usted. Por ejemplo, los limpiadores (palillos) interdentales podrían ayudarlo a llegar a lugares de difícil acceso. El uso de irrigadores dentales Waterpik pueden ser una buena opción si tiene problemas para usar el hilo dental manualmente o si tiene un trabajo dental que dificulte el uso del hilo dental. Sea asiduo y habrá adoptado un hábito saludable de por vida.

Cómo usar el hilo dental

El hilo dental está disponible en muchas formas. La seda encerada se desliza fácilmente entre los dientes y no se deshilacha. Algunos hilos dentales tienen sabor para fomentar su uso. Las varitas de plástico especializadas sujetan el hilo dental, lo que facilita su uso. La diferencia más importante entre los hilos dentales es su grosor.

Cuando visite al dentista, pídale al higienista dental que le demuestre cómo usar el hilo dental. Para asegurarse de hacer un trabajo completo, trate de elegir un momento del día en el que pueda dedicar un par de minutos adicionales a su cuidado dental.

  • Seleccione el hilo dental adecuado para usted. Es importante asegurarse de que pase correctamente entre los dientes. Si no está seguro, consulte a su dentista.
  • Enrolle aproximadamente 18 pulgadas de hilo dental alrededor de sus dedos medios hasta que tenga aproximadamente 2 pulgadas libres entre sus dedos.
  • Sosteniendo el hilo firmemente entre los dedos pulgar e índice, deslice suavemente el hilo en forma de “C” hacia arriba y hacia abajo entre los dientes, moviéndolo por debajo de la línea de la encía en ambos lados.
  • Vaya a una sección limpia de hilo dental y repita hasta que haya limpiado alrededor de cada diente.